El mundo ha cambiado significativamente en estos últimos 7 meses. La forma en que la gente trabaja y realiza sus actividades diarias se ha visto afectada drásticamente por la pandemia de COVID-19.

A lo largo del proceso de adaptación a una nueva normalidad, las organizaciones han buscado herramientas y métodos más eficientes para el trabajo remoto. Varias industrias han pasado al trabajo remoto, incluso para roles que antes se consideraban demasiado sensibles para desempeñarse fuera de las paredes de la oficina. Algunas industrias han cambiado temporalmente, otras han visto esto como una oportunidad para reinventar las operaciones por completo.

La banca es una industria que se ha enfrentado a un conjunto de desafíos particularmente únicos al hacer el cambio al trabajo remoto. Además de adaptarse a una fuerza laboral remota, los bancos deben mantenerse a la vanguardia de las tendencias de fraude que han evolucionado debido a COVID-19. Los estafadores se han aprovechado de la situación, lanzando varias estafas de COVID-19 relacionadas con préstamos PPE, controles de estímulo, campañas de phishing, solicitudes de pago y más.

Teniendo en cuenta estás y más situaciones de riesgo crecientes, los cambios continuos en el comportamiento de los clientes, las operaciones bancarias diarias y el panorama de amenazas actual, un área crítica para que los equipos antifraude centren sus esfuerzos es el monitoreo. Por este motivo, recientemente Appgate presentada la consola web de Monitoreo de transacciones. Una solución de amplio espectro y que apoya el cuidado de las entidades financieras.

Escrito adaptado del original de Paul Wilson (Appgate)

Puede solicitar más información, contactando a los especialistas de Némesis aquí.